1. Casi todas las Biblias son formateadas
2. Para ser díficles de leer, sin importar que tan bien
3. Son traducidas; haciendolas díficiles de comprender. Pero si la lees
4. Bien, no serías tan ignorante de lo que realmente dice y significa.

La peor innovación en la historia de la Biblia, desde la perspectiva de la comprensión, ha sido la división de versículos en 1551. (También la de capítulos, pero no tanto como la de versículos.) Demasiados Cristianos creen que la Biblia fue escrita con estas divisiones, y por lo mismo creen que las tienen que respetar y evaluarlas como parte de la inspiración divina. Toda una vida de acondicionamiento mental casi nos obliga a mirar los versículos como párrafos individuales, cada una expresando una idea completa. En realidad, estas divisiones son arbitrarias e insignificantes. Fueron agregadas por primera vez por Roberto Estienne para cotejar las dos columnas de su edición bilingüe del Nuevo Testamento en griego y latín. Esta numeración facilita búsquedas y referencias, pero ha arruinado la comprensión del una gran cantidad de creyentes. Aun cuando uno es consciente del estorbo que causan, es difícil ignorarlas. Nuestra mente “ve” que cada versículo es enumerado, comienza con mayúscula, y termina con nuevo renglón; todo esto nos dice que es punto y aparte. Pero la mayoría de versículos no son oraciones completas. Por ejemplo, en Efesios, los primeros 23 versículos son en realidad sólo 3 oraciones. (1-2, 3-14, 15-23).

Para poder comprender mejor la Biblia yo creo que es útil, y para algunos necesario, que la lean tal como la leyeron 1500 años de creyentes: Sin divisiones de capítulos y versículos. Que la lean con literatura. Para este fin ofrezco para descarga los siguientes archivos en texto sencillo. Es la traducción Valera 1909 sin divisiones de cualquier tipo. Sólo el texto. Disfruta una nueva aventura de comprensión!

Published on :Posted on